La Evaluación en Preescolar

La evaluación en preescolar  es un proceso sistemático, continuo, flexible, formativo y participativo que se expresa de forma cualitativa y descriptiva, en los cuales se manifiesta un juicio de valor sobre los avances de los alumnos

En educación, la evaluación representa un proceso mediante el cual se determinan los avances, debilidades y fortalezas de las competencias de los alumnos. Esto, sirve para conocer el logro de habilidades alcanzadas con referencia a lo establecido en el currículo correspondiente, según el área, el grado y la edad del estudiante.

En preescolar, su función es específicamente pedagógica, y tiene un papel crucial en el desarrollo óptimo del proceso educativo. Se utiliza para valorar las prácticas de enseñanza, los aprendizajes adquiridos de los alumnos y su evolución, a fin de planificar nuevas acciones y mejoras pertinentes para lograr un mejor resultado.

La evaluación del desempeño escolar es un proceso sistemático, continuo, flexible, formativo y participativo que se expresa de forma cualitativa y descriptiva, en los cuales se manifiesta un juicio de valor sobre los avances de los alumnos en el alcance de las competencias propuestas según las dimensiones de trabajo, tiene como propósito:

  1. Conocer el estado del desarrollo integral del estudiante.
  2. Estimular el apropiamiento de valores, actitudes, aptitudes y hábitos.
  3. Generar en el maestro, en la familia y en el alumno, espacios de reflexión que busquen reorientar los procesos educativos a través de las acciones pertinentes para cada caso.

Nuestras dimensiones de trabajo son:

  1. Socio afectiva y emocional: hábitos Generales: Actividades de autocuidado, juegos interactivos y normas y límites. 
  2. Espiritual y estética: carácter y conducta, valores y conductas morales.
  3. Expresión lingüística y literaria: expresión (fluidez), vocabulario, comprensión, uso adecuado del lenguaje, lectoescritura y biblioteca.
  4. Expresión artística: música, expresión corporal y artes plásticas.
  5. Cognitiva: repertorios básicos de aprendizaje (atención, memoria, sensopercepción y percepción del medio ambiente a través de los canales sensoriales), habituación y motivación
  6. Percepción:  corporal, visual, auditiva, táctil, olfativa, gustativa, imitación y pre-matemáticas (pre-conceptos matemáticos). 
  7. Motora: Motricidad fina y gruesa.

La evaluación es determinante en el óptimo desempeño de nuestro proceso educativo. Por esta razón, para el desarrollo de cada una de las actividades realizadas en el Jardín, se utilizan recursos didácticos y metodológicos con fundamentaciones psicopedagógicas, que permiten evaluar diariamente el crecimiento y desarrollo global de los niños y de las niñas. Conoce más sobre nosotros aquí

Leave Your Reply