Normas y Límites a los 2 Años

Los 2 años es una etapa de maduración compleja y exigente, por eso te daremos 9 consejos para poner normas y límites a esta edad

Al cumplir los 2 años el niño pasa a una siguiente etapa, ya deja de ser considerado bebé. Descubre que puede decir NO y experimenta las rabietas como una forma de expresar su frustraciones ante cualquier situación que le incomode. A esta edad el pequeño empieza a descubrir su entorno y gana autonomía, por lo que requiere de ciertos límites que lo ayuden a adaptarse al mundo que lo rodea. Las normas serán una herramienta fundamental que le brindarán seguridad y permitirán un desarrollo óptimo de su autoestima y a la vez ayudarán a desarrollar el autocontrol y la tolerancia a la frustración.

Por ser una etapa de maduración compleja y exigente, hemos creado una lista de 9 consejos que te servirán al momento de poner normas y límites sin vulnerar su libertad para descubrir el entorno, la clave está es brindarle cierto grado de autonomía para tomar decisiones: 

  1. Invítalo a realizar tareas que favorezcan su autonomía: como vestirse y comer solo.
  2. Explícale cuáles aún no puede hacer solo porque es peligroso: como caminar por la calle, salir de compras. 
  3. Evita gritar y sobresaltarte ante las pataletas: ofrécele tu comprensión pero no accedas a sus peticiones.
  4. Emplea normas claras y directas: En vez de preguntar si desean hacer algo, debemos ser firmes y claros en la comunicación (recoge tus juguetes, es hora del baño) Evitar ser impositivo, todo debe hacerse de una forma cariñosa, sin gritos, ni tono amenazante.
  5. Está bien decir NO: tanto el no como el sí deben ir acompañados de una explicación breve y clara.
  6. Enséñale a reconocer sus emociones: ponle nombre a lo que siente (alegría, tristeza, miedo, ira) y bríndale herramientas para manejarlas.
  7. No lo descalifiques: las rabietas son parte del proceso madurativo, evita decirle “qué feo te ves” “eres muy malo” esto solo empeorará la situación.
  8. Utiliza una comunicación positiva: procura decir las oraciones en positivo; en vez de decir “está desordenado” puedes decir “esto se vería muy lindo ordenado”
  9. Rutina: los horarios y rutinas ayudarán a establecer los límites sin mucho esfuerzo. 

Al poner normas y límites, tu hijo aprenderá a:

1.Superar la frustración, entenderá que no todo está permitidos, existen normas y límites que cumplir.

  1. Ser perseverante y a esforzarse, aprenderá que el éxito se logra con dedicación y esfuerzo.
  2. Ser autónomo e independiente, seguir normas fortalecerá su autoestima, lo ayudará a crecer y madurar.
  3. Respetar a los demás, las normas y límites por el bien común y del niño.
  4. Transformar el “yo”, desde el nacimiento a los 2 años, los familiares y personas que rodean al niño han estado dispuestos ante cualquier demanda, ahora comprenderá que el respeto al otro es fundamental para convivir.

En Semillitas creemos en la disciplina reflexiva. Aplicamos la enseñanza a través del reconocimiento de los esfuerzos y logros de los niños, sin ser juzgados por sus acciones permanentemente. Así logramos individuos responsables, respetuosos y recursivos. Si deseas conocernos pide una Cita.

Leave Your Reply