Crecer junto a niños felices y preparados para la vida

Creemos que los niños son semillitas llenas de maravillosos frutos y que
nuestro propósito es cultivarlos de la mano con sus padres y familia

Estamos seguros que el trabajo que desarrollamos con los niños es la base de una excelente escolaridad. La mejor forma de hacerlo es con amor, en un ambiente seguro y alegre, una formación integral con metodologías innovadoras favoreciendo día a día el desarrollo de sus capacidades cognitivas, psico-sociales, afectivas, personales, lingüísticas, artísticas, espirituales y físicas acordes a su edad, a través de una enseñanza bilingüe con un método constructivista y enfoque Montessori.

Cultivando niños felices desde 1993

Semillitas es más que una casa con paredes de colores y muchos juguetes; es un lindo hogar que se construye con amor y sueños para ofrecer una posibilidad de encuentro y descubrimiento entre el niño y sus padres, de ese maravilloso mundo que les rodea.

Nuestro jardín infantil nace el 21 de septiembre de 1993, bajo la dirección de su actual dueña y propietaria la Sra. Damaris Calderón, como respuesta a la necesidad sentida de un grupo de padres de familia, por encontrar un lugar acogedor que contribuyese al desarrollo social, evolutivo y formativo de sus pequeños hijos.

Más de 20 años cumpliendo nuestra misión

Celebramos tener todos estos años de labores, llenos de amor, felicidad, entrega, compromiso, cuidado y mucha dedicación, dando cumplimiento a nuestra misión que es la creación de ambientes adecuados y seguros que favorezcan el desarrollo armónico e integral de los niños y niñas, a través de procesos de alta calidad entre los 0 y 6 años; que involucra a los padres mediante el disfrute y la concientización de los alumnos (as), su crecimiento, necesidades y potencialidades.

Queremos llegar al año 2025, siendo líderes reconocidos en la ciudad de Bogotá por mejorar y superar los estándares de calidad propuestos para la prestación del servicio de Educación Inicial.

Respeto y amor

La calidez es base fundamental para que los niños atraviesen su proceso de aprendizaje con facilidad.

Seguimiento permanente de cada niño

Entendemos que cada uno tiene capacidades y necesidades particulares o diferentes. En casos especiales, agotamos todos los recursos que la familia y el Jardín puedan ofrecer, para así evitar remisiones a terapias innecesarias.

Bases educativas sólidas

Trabajamos con el programa educativo y los proyectos vivenciales de forma simultánea, lo que garantiza una buena transición.

Experiencias vivenciales como método educativo

Los niños aprenden por medio de proyectos siguiendo unos objetivos finales para cada nivel y en cada dimensión, compuestos por actividades lúdicas divertidas y originales, que los guían sin presión, en su proceso de aprendizaje.

Trabajo en equipo con los padres

Valoramos especialmente el trabajo conjunto que hacen los padres con el Jardín.

El ejemplo para alcanzar la disciplina reflexiva

Aplicamos la enseñanza a través del ejemplo y el reconocimiento de los esfuerzos y logros de los niños, sin que estén siendo permanentemente juzgados por sus acciones. Así logramos individuos responsables, respetuosos y recursivos.

¿POR QUÉ NUESTRA ENSEÑANZA ES BILINGÜE?

Los niños reciben muchos beneficios cuando son expuestos desde muy temprano a dos lenguas, su cerebro trabaja como si fueran dos personas monolingües en una, impulsando su inteligencia y otros aspectos en su desarrollo y personalidad.

Lejos de representar algún tipo de contaminación lingüística o retraso en el aprendizaje, hablar un segundo idioma desde que el niño nace, permite el dominio completo de ambas lenguas, efecto contrario si el otro idioma se enseña a partir de los tres años de edad. Es importante considerar que la introducción al bilingüismo en la educación infantil debe hacerse de forma natural.

Además de tener mayores capacidades de comunicación y acceso a la información, los niños profundizarán sobre dos culturas diferentes, con una mente más abierta y mayores oportunidades de trabajo. En el caso que solo se hablara la segunda lengua en los primeros años de vida, esto trae igualmente beneficios para la persona, ya que le ayuda a programar los circuitos cerebrales que le facilitarán aprender nuevos idiomas más adelante.

¿POR QUÉ NUESTRA ENSEÑANZA ES BILINGÜE?

Los niños reciben muchos beneficios cuando son expuestos desde muy temprano a dos lenguas, su cerebro trabaja como si fueran dos personas monolingües en una, impulsando su inteligencia y otros aspectos en su desarrollo y personalidad.

Lejos de representar algún tipo de contaminación lingüística o retraso en el aprendizaje, hablar un segundo idioma desde que el niño nace, permite el dominio completo de ambas lenguas, efecto contrario si el otro idioma se enseña a partir de los tres años de edad. Es importante considerar que la introducción al bilingüismo en la educación infantil debe hacerse de forma natural.

Además de tener mayores capacidades de comunicación y acceso a la información, los niños profundizarán sobre dos culturas diferentes, con una mente más abierta y mayores oportunidades de trabajo. En el caso que solo se hablara la segunda lengua en los primeros años de vida, esto trae igualmente beneficios para la persona, ya que le ayuda a programar los circuitos cerebrales que le facilitarán aprender nuevos idiomas más adelante.

VENTAJAS DE UN NIÑO BILINGÜE

imagen_final_pv

Saber idiomas abre un mundo de
posibilidades donde los niños tendrán
mayor capacidad para:

  • Hablar y razonar del lenguaje
  • Concentrarse cuando hay que ignorar información irrelevante
  • Adoptar distintas perspectivas
  • Resolver problemas
  • Ser creativo
  • Adaptar su idioma al contexto en el que se encuentran
  • Comprender las necesidades comunicativas de los demás
¡Saber más de una lengua ayuda a aprender una nueva!