orgullo de ser madre

¡Tus hijos te lo agradecerán! Transmíteles seguridad, empoderamiento y amor con tus acciones

Ser una madre orgullosa, amar cada cosa que hace tu hijo, celebrar cada paso que dé, es algo nato en ti. Así como también, enorgullecerte de tus logros, por haber descubierto lo fuerte que eres, por haber convertido de tus debilidades en tus fortalezas.

La llegada de los hijos te pone a prueba

Más que cambiarle la vida a las mujeres, la maternidad es un gran reto donde día a día la persona descubre algo nuevo de sí que le hace ser mejor. Y es que el solo hecho de que puedas estar orgulloso de tu hijo, implica que tú primero te sientas bien contigo misma, ya que es el reflejo de reconocer que estás haciendo las cosas bien.

Los niños necesitan sentirse seguros en todo momento

Si bien es cierto, que hay que celebrar lo bueno, no quiere decir que cuando tu pequeño le vaya mal en la escuela, no deba sentirse querido y apoyado. Tomando en cuenta que los padres y familia representan todo su mundo, siempre se le debe hacer saber cuánto se le ama y se le estima.

  • Si el niño/a se siente seguro/a y percibe que nos sentimos orgullosos por cómo es, daremos aliento a su autoestima.
  • Debes cuidar no basar la crianza en el conductismo del premio y el castigo, ya que con eso solo se logran niños orientados al refuerzo, y en caso de no conseguirlo, aparece la frustración.
  • Es necesario por encima de todo, educar niños seguros de sí mismos, formar personas que no necesiten de refuerzos externos para saber cuándo algo está bien o mal.

¡Confía en tu corazón! La sociedad tiende a confundir a los padres esperando que sus hijos sean los más aptos, de los más listos, hermosos y extrovertidos, y la verdad es que todos los niños ya son perfectos solo por ser quienes son, por ser tus hijos, por ser ellos, por existir.

Disfruta de lo hermoso de esta etapa y comparte con el mundo lo hermoso de ser mamá. ¡Feliz día!

Leave Your Reply